Carta a los usuarios

Queridos amigos y usuarios de la Quiropráctica:

La profesión quiropráctica necesita un apoyo público a sus demandas de reconocimiento como profesión sanitaria. Somos muchos miles de personas las que acudimos a los centros quiroprácticos buscando mejorar nuestra salud. Esta es una realidad incuestionable. Confiamos en los quiroprácticos. Queremos que trabajen sin amenazas y que les reconozcan como profesionales sanitarios.
Los usuarios de la Quiropráctica reclamamos nuestro derecho a acudir a sus centros para que nos ayuden a mejorar y potenciar nuestra salud. Somos conscientes de que hay numerosos “pseudoquiroprácticos” sin estudios reglados y por eso advertimos que hay que asegurarse de que acudimos a un quiropráctico registrado en la Asociación Española de Quiropráctica(AEQ). Os recuerdo que los estudios de quiropráctica tienen casi los mismos créditos académicos que los estudios de medicina y se necesitan un mínimo de 5 años para acabar la formación.
Esa falta de regulación de la profesión quiropráctica es uno de los motivos por los que nace la AEUQ : protegernos de los profesionales no cualificados y reclamar nuestro derecho a elegir “quién cuida nuestra salud”.
Otro objetivo clave de nuestra asociación es aumentar el número de sus asociados. Ya somos muchos pero necesitamos la fuerza de los miles de personas que confían en esta profesión sanitaria.
Han llegado nuevos tiempos y por fin se empieza a considerar al paciente como el centro del sistema, abandonando ese paternalismo clásico donde los médicos y otros profesionales sanitarios tomaban las decisiones con poca participación de los pacientes. Este hecho y la enorme potencia propagandística de internet han hecho que la voz de los pacientes se escuche cada vez más y que surjan asociaciones de todo tipo en relación a la salud de los ciudadanos. Nuestra asociación va a defender en cualquier foro nuestro derecho a acudir a un profesional quiropráctico, pero también será crítica con el intrusismo dentro de esta profesión.

Si no estás asociado, hazlo. Te necesitamos.
Un fuerte abrazo para todos.

Ignacio Alonso
Presidente de la AEUQ